miércoles, 24 de septiembre de 2014

Entrevista a Encarni Arcoya

Hoy os traigo algo muy especial, pues es la primera vez que hago esto, pero inaugurar una nueva parte de mi blog con ella es un honor para mí.
Así que doy la bienvenida a mi querida Encarni Arcoya.

--Es un verdadero placer pasar este momento contigo y disfrutar de este ratito en confidencia jejeje.

Para mí también lo es. Tenerte aquí es todo un privilegio. Bueno, empecemos. Háblame de ti, no como escritora, sino lo que se esconde tras ella.

--Pues soy una mujer tímida, me cuesta mucho abrirme pero cuando lo hago soy muy buena amiga, compañera y todo lo demás. Un poco insegura (mucho jiji) me gusta que, aquello que hago, guste a todos.
--Por lo demás, soy una persona sencilla, algunos dicen que algo seria pero sobre todo me considero muy empática y me gusta ayudar a quien pueda hacerlo.

Me gusta que digas eso, lo he probado de primera mano.
Veamos, ¿qué anhelos hay, qué buscas en tu camino como escritora?

       --Muchos podrían decir que el éxito. Yo solo busco que me lean, que les agraden las historias que creo y que salen de mi interior cobrando vida a través de mis manos.

Eso es hablar con el corazón, querer compartir sin pedir nada, solo el disfrute de los lectores.
Tienes a la venta varias novelas y todas tienen un trocito de ti, de eso estoy segura, pero ¿qué personaje es el que más puedes querer, sea por un motivo u otro? Sé que esta pregunta es complicada, pero también sé que todo escritor ama más a un personaje, ya sea porque es el primero en ser escrito, en salir publicado, o por su forma de ser, o un suceso que viva y que por ello sea muy especial. Cuéntame, Encarni.

       --Realmente es una pregunta muy complicada porque todos ellos son muy queridos para mí. Pero quizás el que guardo más en mi corazón es Gideon, de «Un profesor como Regalo de Navidad» porque fue el primer personaje protagonista que creé para una novela erótica (erótica de verdad).

       He tenido el placer de conocerlo, y es realmente un personaje digno de amar por sus múltiples facetas.
Y chic@s, Encarni nos ha concedido el honor de mostrarnos en primicia la nueva portada de "Un Profesor como regalo de Navidad". Ya disponible en Amazon y en breve con la nueva imagen.


       Hoy estamos aquí por tu último lanzamiento.


       Al fin “En las fauces del Amor” está a la venta, y disponible en Amazon, y se ve su éxito y el que seguirá teniendo, estoy segura, pero me gustaría saber un poquito de lo que esconde la historia. Cómo surgió, dónde y cuándo.

       --Pues la verdad es que surgió hace varios años. En el 2011. Sin embargo no la terminé hasta hace poco debido a un parón que tuve. En cuanto a cómo surgió, la verdad es que solo fue una idea que empezó a germinar en mi mente y, de pronto, tenía la historia.

He de reconocer que la historia original no era exactamente igual, más que nada porque al principio iba a ser un triángulo amoroso entre Draken, Lucien y Gillie pero, de pronto, Lucien tomó el control de todo y fue imposible pensar que Draken pudiera aspirar a ser algo más que amigo.

Mmm, revelaciones de primera mano, pero ese Lucien... Lucien. Solo ese nombre ya evoca magia, no sé qué tendrá ese hombre, pero desde la primera palabra ya te atrapa. Ahora bien, y sé que es ponerte en un compromiso, pero ¿podrías contar algo de él, de su pasado, un pequeño relato que nos haga querer leer más, algo que no desvele nada de la novela pero que nos haga desear sumergirnos en ella?

--Una de las partes que en mi mente se quedó porque en la novela solo hay una pequeña mención sobre ello es la vez que conoció a Gillie. Ellos no se conocieron como pone en la novela, en realidad ya la conocía antes, cuando fue un bebé, y al sentirla, Lucien, ese hombre que cautiva con sus palabras y sus gestos, no tenía palabras para describir lo que su corazón sentía al estar al lado de ese bebé que era la persona a quien estaba predestinado y que, por fin, había llegado.
De siempre ha sido una persona abierta y predispuesta a ayudar, a ponerse delante de cualquiera. Se ha sentido atraído por la familia de Gillie pero nunca había conseguido un vínculo. Hasta que llegó ella.

Sabía yo que ese delicioso hombre escondía algo tras su mirada, jajajaja...
Pasamos a la dama. Gillie. Esta hermosa protagonista llega de forma inesperada por un cambio en su vida, a un pueblo en el que no ha estado en muchos años, uno en el que pasaba momentos en su infancia. Hay algo que nos puedas desvelar de esa infancia, una escena nueva y que nos haga desear conocerla para unirnos a ella en esta apasionante novela.

--Gillie siempre ha sido una persona muy querida por sus padres. Es la típica familia feliz donde ella ha tenido el amor de sus progenitores. Eran conscientes de lo que tenía que ocurrir con ella al final pero eso no hizo que se pusieran a la defensiva. Creo que por eso Gillie es una chica que puede parecerse a cualquiera de ahora.

Conociendo como conozco los entresijos, tras leer tu novela, me sorprende la reacción de los padres y a la vez te llega esa mentalidad.
A ver, salgamos un momento del mundo de tu nueva novela y permíteme una pregunta: si tuvieses que describir ahora mismo un personaje, crear uno nuevo, ¿cómo sería físicamente?, ¿y su mente?

--Uff, esto es complicado, y no porque no me salga, sino porque se me vienen a la mente demasiados queriendo salir. Hay uno en concreto de una nueva novela juvenil que espero vea la luz dentro de poco (cuando la escriba, claro), donde el joven es alto y delgado, de pelo largo (una melena), moreno; ojos negros y un par de cicatrices en el mentón. Tiene un carácter muy ácido y distante. No quiere a nadie ni a nada, viaja solo y va en busca de venganza.

 Vaya, muy intenso. Ahora, tenemos un personaje nuevo, ¿qué nombre le das? Y con ese nombre y ese nuevo personaje, ¿qué clase de historia contarías? Me explico, ¿qué género te da tu musa para esta nueva obra?

       --Su nombre sería Rayland, sería una historia de aventuras y la historia sería más juvenil, de mundos mágicos y fantásticos, donde busca algo en concreto (por desvelar un poco más del personaje anterior).

          Jajaja, siempre dejándome la miel en los labios.
Bien, retomando la novela que hoy venimos a promocionar, si tuviese que escoger una palabra para describirla, ¿cuál sería y por qué?

      --Seductora. El motivo es Lucien. Ese «lobito mío» tiene una forma de ser que cualquiera se enamora de él.

      Estoy totalmente de acuerdo contigo. Más de una noche me ha tenido en vela o sumergida hasta la médula en sueños que... ups, perdón. Sigamos mejor con la entrevista. ¿Qué le dirías a tus lectores respecto a esta novela para que deseen sumergirse en ella?

          --Que la prueben. No se arrepentirán. Es una novela que engancha porque está llena de tiras y aflojas, de personajes que no quieren rendirse al otro pero que al final... No, mejor dejo eso para que la leáis de verdad.

          Jajaja, di que sí.
Ahora una pequeña petición: Nos deleitas con un breve fragmento de “En las fauces del Amor”, uno que nos haga abrir boca.

        "--No sabía si gritarle o golpearle. Lo que estaba claro para Gillie era que ese chico y su sonrisa tenían los minutos contados porque pensaba golpearlo hasta que se la borrara.
—¿Y bien, Caperucita? ¿Vas a casa de tu abuelita? —le preguntó ensanchando su sonrisa.
—Quítate de encima —le ordenó ella sin titubear y mirándolo directamente.
—No hasta que me prometas que no volverás a golpearme.
—Claro... —dijo con ironía—. Tú confía en mí.
—¿Confiar? Creo que ahora mismo solo esperas el momento para pegarme otro puñetazo.
—Para qué perder el tiempo, ¿no? Tú suéltame y te lo doy. Así todos contentos.
La risa hizo desaparecer el silencio y el ambiente tenso que se había instaurado en la zona. La soltó sin oponerse y se levantó de encima apartándose unos metros. Se tapaba la boca con la mano para paliar un poco el sonido mientras con la otra se secaba las lágrimas por reírse tanto.
—¡Qué bien! —exclamó Gillie levantándose del suelo y sacudiéndose el polvo de la capa y de sus pantalones—. ¿Quién eres, el tonto del pueblo? —le preguntó con las manos en jarras. El problema es que eso solo consiguió hacer que se intensificaran las risas de él.
Puso los ojos en blanco y suspiró. Recogió su maleta y se dispuso a seguir su camino sin hacerle caso.
—Oye Caperucita, ¿no te olvidas de algo?
—Yo no soy Caperucita —le replicó volviéndose para encararse con él. Cuando vio lo que tenía en sus manos el rubor hizo que sus mejillas e incluso sus orejas se encendieran y agachara la cabeza."


         Jajajaja... Recuerdo bien ese momento, ains, de verdad que hay que leer esta novela, es maravillosa, y de esas que empiezas y no eres capaz de soltar hasta la palabra fin.
De ese fragmento con el que nos has obsequiado, ¿nos puedes contar algún secreto?

--Jejejeje, de ese fragmento en concreto el único secreto es que, al escribirlo, no podía parar de reír. Es que hasta escuchaba pelear a los dos en mi cabeza y parecía que iba a tener que meterlos en un ring para que discutieran sus problemas y poder avanzar la novela.

          ¡Madre mía! ¡Ahora también los veo yo! Jajajaja...
A ver, me sereno, que aún quedan cosillas por saber, por ejemplo: Encarni Arcoya-Kayla Leiz: ¿Qué se esconde bajo ese pseudónimo?

--Pues el nombre esconde a una de mis personajes, me encantó ese nombre y quise ponérmelo como seudónimo. Leiz fue más una invención.
Y esconder... puff, creo que una mujer más atrevida, más echada hacia delante, seductora con la palabra y con sus historias. Kayla es ese punto ácido de mí, una chica que no se amedrenta.

Pues estoy deseando ver más de esa chica, pues tengo entendido que bajo el seudónimo sale en unos días tu próxima novela, "Rendición" de la mano de Zafiro, y con eso solo puedo decir... ¡¡ENHORABUENA Y MUCHA SUERTE!!


     Ahora bien, que no me quiero dejar en el tintero algo importante. Solo me queda preguntarte por tu sueño. Eres escritora, estoy segura que tus historias son tuyas y que habrá muchas que queden solo para ti, pero cuando escribes y tu mente te dice que esa novela tiene que ver la luz, ¿qué esperas inspirar en los lectores?

        --Espero inspirar sueños. Para mí cada novela que hay, cada serie, cada película es como si fuera un mundo chiquitito que vuela por todo el universo. Si nos olvidamos de ellos, el mundo muere. Por eso quiero inspirar los sueños y anhelos por no olvidar mis libros, porque se hagan especiales.

Te puedo asegurar que lo son, y haber podido pasar este rato contigo para mí ha sido el mejor momento. Solo puedo desearte lo mejor, y esperar que dentro de un tiempo vuelvas por aquí, a Mi Mundo, y no puedas contar nada externo, nada de tus ventas, pues tendré la alegría de verte en cada comercio, cada librería, en el bus siendo abrazada por una lectora que me hará sonreír al acariciar cada página de tus novelas. Con todo mi cariño, deseo que seas la próxima Nora Roberts española.

--Complicado lo veo ahora porque la verdad es que considero que aún me queda mucho para lograr ese éxito que me auguras. Soy consciente de que esta profesión es muy difícil, que hay que escalar mucho, tener muchos contactos y llegar a las personas adecuadas para conseguirlo. Pero sobre todo, hay que encontrar a esos lectores, a esas personas a las que les puedas gustar y que te apoyen. Quizá me falta mucho, quizá ya esté en el camino, no lo sé. Yo siento que todavía me cuesta mucho trabajo todo y, aunque hay días que querría tirar la toalla, sigo adelante. Porque me gusta. Porque quiero. Por ellos, mis historias, mis chicos, mis mundos.
Quiero agradecer a Tamara por dejarme un hueco en este lugar y dejarme abrirme un poco más a sus lectores y los míos para que me conozcan. Es una gran amiga y mejor compañera de letras. Así que, si aún no la habéis leído, ¿¡a qué esperáis!?

Gracias por todo, Encarni. Ya solo me queda desearte lo mejor y decir a los lectores que no dejen de leer "En las fauces del Amor" o cualquiera de tus novelas, pues son maravillosas. Todas disponibles en Amazon.


Historias llenas de fuerza, fantasía y amor.